Publicador de contenidos

Una estudiante leonesa, elegida por Aguas de León y Fundación Aquae para continuar formándose gracias a una beca ‘Oportunidad al Talento’

Silvia Rodríguez es estudiante de tercer año de Biología y está federada en el equipo de fútbol Alertanavia Femenino

 

 

La estudiante de Biología Silvia Rodríguez ha sido seleccionada por Aguas de León y su fundación, Fundación Aquae, para recibir una de las becas de Estudio y Deporte del programa ‘Oportunidad al Talento’ que promueve Fundación ONCE.  El objetivo de esta iniciativa es ampliar la formación y especialización de titulados con discapacidad e impulsar así su carrera académica para acceder al mercado laboral en empleos técnicos y altamente cualificados.

Técnico Superior de Laboratorio, Análisis y Control de Calidad, la leonesa Silvia Rodríguez (29) también está federada en el equipo de fútbol Alertanavia Femenino. «Gracias a esta beca, valorada en 3.000 euros, podré realizar cursos con los que ampliar mis conocimientos, disponer de algún material deportivo e incluso ayudar a pagar el alquiler, transporte y gastos en general que conllevan el vivir fuera», señala Silvia, que estudia el tercer año del Grado de Biología en la Universidad de Vigo.

 «No me importaría centrarme profesionalmente en la fisiología vegetal, la agricultura sostenible o la mejora genética ya que me parecen campos en auge que podrían ayudarnos en nuestra lucha contra el cambio climático», añade.

Este año Fundación Aquae, la fundación del agua, junto con Aguas de León, han impulsado esta clase de becas con el fin de dotar de recursos a aquellas personas que buscan soluciones a los desafíos del cambio climático, epicentro de sus respectivas hojas de ruta.

Según explica Mariola Urrea, presidenta del Consejo de Estrategia de Fundación Aquae, «apostamos por la inclusión social y la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad. No solo abogamos por el fomento de una educación inclusiva y de la inclusión laboral de este colectivo; sino por la normalización de ambas cosas. Las personas con discapacidad son un valor añadido para las empresas; aportan un valor diferencial en sus equipos de trabajo por su talento, su creatividad y su enorme capacidad de resiliencia».

El 64,8% de las personas con discapacidad está en paro

El estudio 'Informe Olivenza 2018', publicado por el Observatorio Estatal de la Discapacidad (OED), muestra que en España hay 1.840.700 personas con discapacidad (aquellas con un grado de discapacidad superior o igual al 33% y las que se encuentran en situación de incapacidad laboral reconocida) con edades comprendidas entre los 16 y los 64 años, lo que supone el 6,1% de la población total. Dicho de otra forma: el 6,1% del talento de nuestra fuerza de trabajo está representado por el colectivo de personas con discapacidad.

De estas 1.840.700 personas con discapacidad que hay en España, 1.193.500 se encuentran fuera del mercado laboral, es decir, el 64,8% del total. Entre las personas con necesidades especiales que trabajan, la tasa de temporalidad es del 90,3%, (solo 1 de cada 10 trabajadores con discapacidad tiene un contrato indefinido). Este informe hace hincapié en la escasa formación de estas personas, ya que el 5,9% no ha recibido ningún tipo de formación; el 56,2% solo tiene estudios de Secundaria; y tan solo el 15% tiene estudios superiores, si bien las personas con discapacidad con este nivel académico tienen entre 25 y 44 años y su discapacidad es de tipo sensorial.

«En el informe Olivenza queda claramente reflejado que el nivel formativo es una variable estrechamente ligada a la actividad laboral, de forma que, a mayor nivel académico, mayor probabilidad de encontrar un empleo. Y esto es en lo que nos gustaría contribuir al apoyar estas becas», destaca Urrea.